PLACERES ANTIGUOS, PLÁTICA CON JOY DIVISION

 

Desearía ser una pintura de Dalí que adorna tu muro.

Desearía ser una pieza heroica de Ricardo

a que prestaras atención.

Si tú quieres, quizá,

una Tragedia abierta en tus manos,

O tal vez, una crisoelefantina del maestro Fidias.

 

Añoro volverme danza que coquetea a tus pies

y piernas, cual tango apasionante

en fantástica

estructura barroca

de los siglos coloniales.

 

Si me pertenecieran tales espíritus destrozados,

poseería toda la magia

y posible sería

para mí grabártela en cinta

de película

o montarla en escenografía.

 

Eso fuera agradable.

 

Un loco Quijote que perdido en el bosque

de las Furias sigue buscándote;

un delicado rostro y joven

negociado

por el Demonio.

 

O el pequeño Poe

o tal vez Benedetti.

 

Si los antiguos poseían el mito de Troya,

yo tengo el mito de ti.

Si los púnicos a Dido,

yo te tengo a ti.

Si Colatino a la casta Lucrecia,

yo a ti.

 

No podría compararte ni siquiera con las bellezas

de la vieja Babilonia, porque son viejas respecto de ti.

Ni siquiera las Sibilas

se asemejan a tu encanto,

inspirado en Apolo.

 

Y mucho menos el círculo de pitagóricas

que, reunidas, podían hiptonizar a los hombres;

pues tú, mirando,

helas al varón,

como poderosa Medusa.

 

Mi amor, no seremos

desgarrados

de nuevo por el amor.

🙂

 

Imagen de portada tomada de:

http://indiespace.com.mx/resena-joy-division-unknown-pleasures/